TOURS Y VISITAS: Sin colas, paseos guiados

El complejo

La ciudad arqueológica de Tulum, visión general

Guía de la ciudad Maya de Tulum

Situada en el estado de Quintana Roo en el Sureste de México, cerca del Mar del Caribe y en el Parque Nacional del mismo nombre, Tulum representa uno de los últimos bastiones de la cultura maya.

Originariamente la ciudad se llamó Zama, que hace alusión a la palabra maya que sirve para referirse al “mañana” o al “amanecer” y es lógico puesto que se encuentra ubicada en un acantilado desde el que hay unas vistas privilegiadas para ver precisamente el nacimiento de un nuevo día. El nombre de Tulum es por tanto posterior y significa “muralla” “empalizada” refiriendose a la muralla que la rodea y que parece ser es el nombre que se le dio cuando la ciudad empezó a abandonarse y a ser recubierta por la implacable selva que la rodea.


Las primeras crónicas

Ya en el año 1518 el cronista español Juan Díaz se refería a ella como una “ciudad tan grande como Sevilla”, con una torre que sin duda era El Castillo de Tulum. Pero parace ser que la conquista aceleró un proceso de abandono que ya había comenzado antes de la llegada de los españoles.

Cayó en el olvido (no así para los mayas que seguían recordando este antiguo asentamiento al que le seguían llevando ofrendas) hasta 1841, año en el cual fue “redescubierta” y explorada por los viajeros Stephens y Frederick Catherwood.

Se puede decir que la arquitectura de esta ciudad es el mayor ejemplo de lo que se denomina como el estilo de la Costa Oriental. Sus edificios fueron construidos en el periodo Postclásico entre el 1200 y el 1550 de nuestra era. Estructuras como El Castillo y el Templo de los Frescos destacan por el buen estado de conservación y por la gran calidad de sus pinturas murales.

Sin embargo la presencia de elementos más antiguos en la ciudad, como la denominada Estela 1, datada en el año 564 de nuestra era, así como la llamada Estructura 59  que contiene algunos elementos estilísticos del periodo Clásico Tardío, indican que el asentamiento pudo ser más antiguo (quizá del Clásico Temprano del 400 ó 500 d. C.). Según el investigador Ernesto Vargas la ciudad habría funcionado como un asentamiento independiente del dominio de otras ciudades o provincias hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI, cuando fue abandonada definitivamente.


Ubicación estratégica

La ubicación estratégica de Tulum hizo que se convirtiera en una de las principales ciudades mayas de los siglos XIII y XIV, sobre todo tras la caída de la ciudad de Mayapán, su enemiga más cercana.

Además, su localización en una zona elevada y su eficiente sistema defensivo la convirtieron en una escala imprescindible para las rutas comerciales establecidas con otras ciudades mayas y del centro de México, lo que se vio reforzado por la gran explotación de sus recursos marítimos. Se perfiló así como un nexo de unión entre las rutas comerciales tanto marítimas como terrestres del mundo maya. De hecho en la ciudad se han encontrado objetos procedentes de varias regiones de la Península de Yucatán y de Centroamérica.


El yacimiento

En Tulum, como en otros centros costeros, se observa una evidente mezcla de elementos arquitectónicos de tradición maya y del centro de México.

En el sitio arqueológico de la ciudad podemos encontrar un recinto ceremonial rodeado por una muralla perimetral de cinco metros de grosor y cinco estrechas puertas que cierran los tres flancos de acceso terrestre. En el interior, tras la Casa del Chultún se encuentra la Casa de las Columnas o Gran Palacio, situada enfrente de la Casa del Halach Uinic o Gran Señor, que conserva gran cantidad de tallas y pinturas.

A un lado se encuentra el Templo de los Frescos que se utilizó como observatorio para seguir el movimiento del Sol. Una gran plataforma da acceso a la estructura más conocida de la ciudad: El Castillo, que además de sus funciones ceremoniales funcionaba como faro guiando a las naves para evitar que se estrellaran contra el arrecife de coral que hay cercano a la costa. Este edificio tiene una amplia escalinata exterior que conduce al Templo de las Series Iniciales, que está coronado con otro templo en el que se ha encontrado en uno de sus nichos una gran escultura que es muy parecida a la encontrada en el frontal del Templo del Dios Descendiente y que parece estar relacionada con el Sol poniente.

Al otro lado de la playa caribeña en lo alto de un gran acantilado se encuentra el Templo del Viento, y muy cercano a éste hay un camino o sacbé que conduce al Cenote que proporcionaba agua potable a la ciudad y que conducía a la Casa del Cenote.

Además de todos estos edificios existe una escalinata de madera construida junto al acantilado que permite a los viajeros interesados acceder a la playa para poder nadar en la preciosa playa cercana a la ciudad, siendo éste otro atractivo importante para visitarla.


¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media 4.1 / 5. Votos recibidos: 31

Reportajes relacionados
El complejo

El Castillo de Tulum

El complejo

La muralla y el templo del dios del viento

El complejo

Sitios arqueológicos cercanos: Cobá, Muyil y Chichen Itza

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *